Andy Warhol for Harper´s Bazaar

Warhol collage

Ilustraciones del padre del pop-art de 1951 a 1964

Si bien Andy Warhol es conocido por su estilo extravagante, sus retratos a personajes famosos y sus originales serigrafías de productos característicos estadounidenses como la Coca-Cola y la sopa Campbell´s, sus estilizadas ilustraciones en revistas de moda y diarios neoyorkinos han pasado desapercibidas. Sin embargo, en el Museo de Arte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Antiguo Palacio del Arzobispado en la ciudad de México, pude ser testigo, hace un par de meses,

de los inicios del padre del pop-art en el ámbito editorial antes de figurar en el escena artística de Nueva York.

A través de 47 reproducciones de las páginas originales de la revista Harper´s Bazaar, me fue posible admirar tanto los dotes creativos como la delicadeza del trazo del artista, mismo que con una naturalidad asombrosa decora cada artículo conjugando forma y color, equilibrando tipografía y gráficos, para cautivar al espectador con una imagen que apoyada de la fuerza del collage resulta en una bella composición artística.

La muestra ha dado la vuelta al mundo y exhibe una faceta un tanto naive del artista originario de Pittsburg (1928-1987), en la que cada objeto, cada detalle, desde el tacón de un zapato hasta los botones de una camisa, tienen una razón de ser dentro de las impecables páginas de la revista de moda. Yuxtaponiendo fotografías y dibujos, recortes y pinceladas, trazos y retazos de materiales diversos, Warhol optó por colocar los artículos sobre fondos completamente blanco o bien, sobre imponentes plastas de color. Para él, el calzado fungía como el distintivo entre la gente común y las celebridades puesto que el tacón había sido diseñado para elevar al individuo de la tierra, convirtiéndolo en alguien superior, relevante. Es por que los zapatos están presentes en la mayoría de sus ilustraciones.

La exposición Andy Warhol. Los años Bazaar 1951-1964 es una excelente oportunidad para conocer otra perspectiva del artista, una mucho menos explorada, menos revolucionaria, menos comercial pero igual de fascinante que las obras sucesoras que lo acercaron al camino de la fama y la popularidad.