Annabelle, betabel

anabelle3

Por: Alejandra Barrón*

Las películas de terror fueron inventadas para ir al cine con quien más confianza tengas, con quien sepas que no se reiría de tus gritos o tus saltos involuntarios, son aquellas obras que despiertan nuestros temores y nos dan material para pensar antes de dormir y sentir que alguien nos está ob- servando.
La psicosis que tienes al salir de la sala de cine y caminas por el oscuro y solitario estacionamiento es lo que extrañamente te hace volver por más traumas o esperar las secuelas.
Claro que no a todos les pasa, también hay quien no experimenta ninguno de estos efectos.
Lo que nos atrae hacia este género es el hecho de encontrar a un director o guionista que quiera contarnos una historia de algún fenómeno sobrenatural, espíritus del más allá, locura desmedida y las muy famosas historias basadas o inspiradas en hechos de la vida real.

“Annabelle 2: La creación” es una película estadounidense de este año dirigida por David F. Sandberg y escrita por Gary Dauberman.
Es precuela de “Annabelle” (2014) y la cuarta entrega de la franquicia “El conjuro”.
La historia comienza con un grupo de huérfanas y la hermana Charlotte que llegan a la casa de los Mullins, un matrimonio que perdió a su hija Bee muchos años atrás en un fugaz accidente. Durante su estancia comienzan a suceder cosas extrañas, principalmente con Janice, una de las niñas, quien realiza un buen trabajo actoral aunque sus diálogos no sean muy creíbles.

anabelle1

Annabelle está inspirada en una historia verídica, en una muñeca que ahora se encuentra dentro de un aparador en el Museo del Ocultismo, abierto por Ed y Lorraine Warren, dos investigadores de fenómenos paranormales.
Es la película ideal para criticar al guionista, para reír con la animación del tan esperado demonio y decir en cada momento que no tiene sentido lo que hacen los personajes. Te adentra a la trama con la banda sonora, los movimientos de cámara y las actuaciones aunque te hace reír con algunos efectos especiales y animación.

anabelle2

Y había una pregunta que me hacía constantemente: ¿Quién en su sano juicio compraría un muñeca así?
No la volvería a ver pero aún así me resulta interesante que una película de terror esté basada en hechos reales.

*Estudiante de séptimo semestre de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación