Art rock

bob dylan 1966

Por: Sofía Priscila Pérez Valle

Frecuentemente asociamos al rock con estruendo, alboroto, jóvenes desaliñados causando revuelo, eventos revolucionarios y desorden, es posible que a causa de ello, este género haya perdido credibilidad y un gran porcentaje lo vea como un sonido poco agradable más que como un meticuloso trabajo musical. Bajo estas circunstancias y la constante lucha por demostrar que el rock es mucho más que una idea rebelde, surge el Art Rock, una tendencia poco nombrada que mezcla la experimentación con ritmos ambiciosos y varios elementos estéticos con letras suaves; combinando jazz, música clásica e incluso poesía.

El Art Rock empezó en los años 60 cuando grupos británicos como The Beatles, The Who y Pink Floyd movían masas con su música e influían en millones de oyentes con ideas artísticas y filosóficas. De la misma forma Bob Dylan, en los Estados Unidos, fue el primero en combinar rock con folk, y sin hacer de lado las letras poéticas, Dylan fue capaz de componer temas de protesta como Master of War y Oxford Town mismos que se volvieron himnos, asociándose rápidamente con el movimiento pacifista.

Este compositor originario de Duluth, Minnesota fue de gran impacto para músicos de la época como The Byrds y Simon and Garfunkel. Lou Reed por su parte, incursionó igualmente en éste complejo género, primero como líder de The Velvet Underground y poco después como solista. Lou le dio un giro a la música en vivo; ya que con Andy Warhol como productor ninguna idea parecía descabellada, al contrario cualquier dote de creatividad era bien recibido.

Sus presentaciones eran una explosión de color, imágenes de todo tipo eran proyectadas sobre él y sus músicos acompañantes, creando así un espectáculo multimedia que acaparaba los sentidos. Ya no eran sólo la ironía o la cruda realidad las causantes del movimiento juvenil que se vivía en los Estados Unidos, sino que ahora la música; el rock se fusionaba con el arte dando como resultado una exposición única, novedosa y un tanto irreverente, lo que captó aún más la atención del público y por supuesto de los medios quienes en varias ocasiones acusaron a Reed por su comportamiento inadecuado y su falta de ética. Pese a ello, él demostró ir más allá de los límites, reinventándose constantemente y escribiendo temas brillantes como Coney Island Baby el cual sigue cautivando a las nuevas generaciones aún después de haber sido grabada hace más de 30 años.

El Art Rock es totalmente ecléctico, dándose el lujo de mezclar todo tipo instrumentos y armonías, sus líricos muchas veces surrealistas y explícitos representan una gran evolución, pasando del rock al arte. Tal es al caso del St. Pepper´s Lonely Hearts Club Band de The Beatles, álbum que sin duda forma parte esencial dentro de éste ámbito. Desde la controversial portada que muestra a John, Paul, George y Ringo caricaturizados, hasta sus rebuscadas letras como Lucy In The Sky With Diamonds en la que el cuarteto de Liverpool describe una memorable travesía por un país fantástico en el que hay flores de celofán, cielos de mermelada y tartas de malvavisco.

Concluyendo, el término Art Rock es usado con frecuencia para hablar de artistas que intentan escapar de lo convencional del pop para crear algo novedoso, cien por ciento honesto y sin pretensiones. El arte, la sensibilidad y la estética mezclados con un poco de sarcasmo y un tanto de ironía, le dan ese toque coloquial por el que se ha dado a conocer a través de los años y décadas.