Chiapas llega a Cancún

Expo Chiapas sobre ruedas

Por Paulina Lara Franco

Ayer me lancé a la exposición “Chiapas sobre ruedas”, una exhibición de obras pictóricas de gran formato con el discurso y la narrativa del paisaje, el  color y tradiciones chiapanecas. Fue lindo ver que sí llegó bastante gente y que la asociación civil que hizo la obra, estaba contenta de poder mostrar su trabajo en una ciudad como la nuestra.

Lo primero que quiero recalcar y enaltecer es el poder de asociación, el dominio de juntar esfuerzos para que las cosas sucedan. Estoy segura que lo más importante en la organización Bonbajel Mayaetik, es que su gente gesta, aprende y conoce compartiendo.

Me atrevo a decirlo, porque entrando al sitio y viendo ayer cómo se desenvolvían y describían con amor las pinturas y sus contextos, pude ver que lo importante ahí era lo colectivo, el poder de unir fuerzas, más allá de la técnica lograda.

Esta muestra de pinturas está en el Centro Cultural de las Artes, en la Avenida Tulúm. Es muy padre ver la cosmovisión del estado de Chiapas en sus diferentes versiones, hay desde el paisaje surrealista, que nos muestra Ninfa Torres; hasta el retrato de elementos característicos del folclor, como lo hace Aurora Argüello.

Por ejemplo, el trabajo de Ninfa lo recupero, porque me gusta que tome las reservas naturales, y les imprima figuras un tanto fantasmales dentro de la pintura, es como si hubiera otras calcomanías transparentes dentro del paisaje, esto para poder combinar lo que se hace ahí. Les describo un poco “Lagos del Colón” un cuadro azul y verde en su mayoría,  vemos a primera vista una laguna, vegetación que la rodea, un cielo que se asoma en el horizonte; pero luego si abrimos más el ojo, vemos en el cielo una chica esnorquelando y entre las tonalidades, hay otros azules y blancos que dan otras formas, como peces, otros nadadores con aletas, hay profundidad en ese cielo que no es sólo “arriba” sino se convierte en “abajo”. En la lagunita, hay otros tonos que dan luz, una iluminación que da la idea o de piedras con su musguito abajo, o de arena con piedras y vegetación de aguas poco profundas; pero ahí mismo hay gente que anda en bicicleta, siluetas de una familia entera tomando de la mano a los niños y empujando la carriola. Este lugar es un lugar abierto al público, es un lugar chiapaneco, seguramente muy familiar y lindo para pasar los domingos, pero más allá de sólo compartirnos el paisaje, este surrealismo en collage me parece muy bello en el contexto y sentido de la obra.

El trabajo más fascinante, a mi parecer, es el de Betina Alcántara, quien recupera la esencia maya, la arquitectura y el color prehispánico, pero igual en un collage tipo poster que tiene una técnica bastante depurada. “Bonampak, la ensoñación de un presente”, es el cuadro que les comparto aquí y veo en él mucha fuerza en los rostros de las mujeres, un uso bastante limpio del color para lograr darnos las texturas, ya sean de la piedra con que las pirámides y ciudades mayas fueron creadas, así como en las pinturas donde vemos a los guerreros. Las formas mayas están muy bien hechas, aunque no sé qué tan apegadas al estilo verdaderamente caligráfico; aun sin conocer sobre ello, puedo ver que hay una combinación de elementos que juegan bien con el color y el dominio de un estilo.

Otras obras, se ven bien a secas; con más trabajo en el detalle del agua o de pronto pequeñeces dentro de la perspectiva, podrían ser obras mejor logradas. Por ello me doy cuenta que el colectivo está formado por artistas muy buenos y con técnicas y estilos definidos, pero otros que son más amateur pero muy apasionados y en el camino de seguir avanzando. Lo que puedo ver cuando entro a su sitio es que hay visión clara, posibilidad del diálogo y muchas ganas de que se mueva la riqueza cultural, de aprovechar que el folclor de Chiapas es hermoso y que el color del estado es una joya para llegar a muchos rincones del país y el mundo.

Me encanta ver que haya autogestión, que se logren amarrar esfuerzos con amigos que se unen y siguen algún sueño plasmando en una organización con un desarrollo claro, con visión institucional, pero no rígida, el camino para la creación, para compartir y seguir en el rumbo del arte.

Vayan a ver las pinturas antes del 8 de julio, es una buena oportunidad y seguro que disfrutan viendo los lugares que han conocido o escuchado que gente cercana a ustedes conoce, como el Cañón del Sumidero, las Cascadas de Aguazul o algunos parques.Expo Chiapas sobre ruedas