Cine: La violencia en los géneros

algo1

Sué Hernández

¿Qué es lo que tienen en común todas las escenas de películas qué encontramos aquí?
Que todas, sin importar su género (arte, acción, comedia, romance, horror, suspenso, parodia, etc.) utilizan la violencia en un cierto nivel u otro para reforzar alguna escena.
En el cine y la televisión se ha sabido explotar el uso de violencia de la mejor manera para poder transmitir un mensaje. Algunos ejemplos de estos, son Natural Born Killers, La naranja mecánica, La jauría humana, 300, El club de la pelea, etc. donde la intención del director/productor a veces nos parece, es mostrar ese aspecto de la naturaleza humana.
Al público le provoca un cierto morbo por ver escenas donde se muestre algún grado de violencia, ya sea de una forma explícita (300, La naranja mecánica, etc.) o de un modo sutil (Encantada, Frozen, How to train your dragon, etc.).
La violencia que vemos no solo en el cine sino también en la televisión y otros medios de comunicación es algo con lo que nos hemos acostumbrado a crecer, ya que a pesar de que muchas personas estén en contra de su uso, no podemos negar que, en opinión de otros, las personas pueden a madurar en ciertos grado cuando se ven expuestas a ella.
En el cine se le ha sabido explotar en los distintos géneros, ya sea para magnificar algún sentimiento que la película nos pueda provocar (refiriéndonos otra vez a 300, pensemos en la muerte de Leónidas y el resto de sus hombres ante las flechas) o para darle un toque humorístico a la cinta y relajar la tensión.

Una muestra de esto se ve en la película Shrek, en la escena en la que el protagonista, Shrek, y su pareja Fionna, van caminando y se cruzan con Robin Hood y sus seguidores; Fionna tiene entonces un breve enfrentamiento con éstos.

Otro ejemplo de lo anterior en la animación comercial, ocurre en la película Frozen donde el personaje de Olaf al caminar distraído es atravesado por una estaca de hielo y se muestra sonriente ante el hecho.

Cabe destacar que este pequeño momento de humor ocurre momentos antes que la protagonista, Anna, se reúna nuevamente con su hermana Elsa después de que ésta última accidentalmente provocara una nevada.

Pero, ¿realmente existe una necesidad de mostrar este tipo de escenas en el cine?

Su recurrente uso quizá pueda explicarse a partir de que los directores y/o productores buscan transmitir una idea de normalidad; buscan presentar en la gran pantalla las realidades sociales que están acostumbrados a ver, o incluso, exagerar la violencia desplegada en la pantalla. En algunos casos, como en Sin City, se llega a lo absurdo, a pesar de que el trabajo de fotografía es realmente impresionante.

Al preguntar la opinión a alumnos de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación del cuarto semestre, comentaron que el hecho que la violencia sea algo tan normal en el cine y que no genere ya un mayor impacto en las personas es debido a que desde que nacemos estamos acostumbrados a convivir con ella, además de que no es algo que deba de ser censurado.

Vemos la violencia en todos los aspectos de nuestra vida, incluso en la religión podemos ver una representación de la misma al ver a Jesucristo crucificado” Christian Góngora.

“La violencia en el cine no es mala, muchas películas reflejan un contexto realista de lo que se vive desde muchos años; sería ilógico que una película censurara eso, es como la violencia en la tele, libros, o en los videojuegos. No podemos llegar a satanizar algo que vemos cotidianamente en los medios de comunicación, incluso en la televisión y especialmente los noticiarios, que transmiten más violencia y morbo que cualquier otro medio de comunicación.” Emilio Fragoso.

“Como cualquier otro medio de expresión, difusión o movimiento las olas de violencia en ella son una ”necesidad innecesaria” (sic). La repulsión a la violencia no nos hace débiles, pero no estamos en el siglo I, para expulsarla de nuestra realidad. Cada quien percibe a su manera… De manera responsable o no, estamos expuestos todos los días a ella, como para satanizarla en el cine.” Víctor Guzmán.

“Si bien las películas violentas te motivan a hacer cosas atroces, igual pueden ser una guía para saber la clase de cosas que no quieres hacer o no le deseas a nadie. El cine es para todos y no veo porqué la violencia deba de ser censurada de las pantallas, puesto que despierta a quien no cree vivir en un mundo cruel. La violencia es innecesaria y para quien no es racional, sin embargo la violencia es un deseo inseparable de la historia del mismo hombre” Sofía Ku.

La violencia no es algo que podamos evitar ni que podamos parar, sin importar cuánto se intente, ya que es un mal necesario que mueve a las personas, ya sea para mejor o peor. Lo anterior debido a que frente a la violencia que vemos en el cine, el hombre puede elegir seguir los pasos del personaje violento, o ser una mejor persona reforzando sus valores.