Distensión imaginaria, obra de Claudia del Rivero

selfish morning

por Myriam Iglesias

La obra fotográfica que a continuación presentamos es la síntesis del proceso creativo que la joven artista Claudia del Rivero ha recorrido en el intenso y siempre complejo viaje al interior de uno mismo, lleno de trampas y contradicciones, de deseos inobjetables, pero ocultos, de culpas y certezas, de presencias y ausencias.

Con esta apuesta creativa me parece que Claudia del Rivero buceó en las profundidades de su mente  para hacer surgir  sus pensamientos ocultos sobre la experiencia vivida; ella opta, no por la fotografía como instante del mundo sensible capturado por la mirada, sino por  mostrar las huellas de  su experiencia: la infancia, los amores, la maternidad, la familia, los amigos, las personas que amamos y odiamos a la vez. Estamos ante la fotografía como revelación de lo intangible.  Aquí las fotos y el texto sobre esta obra en palabras de la artista.


You can´t hide

“Magritte en su momento señaló: “la mente ama lo desconocido, le encantan las imágenes cuyo significado desconoce”, y es aquí desde donde decido partir: el ser humano vive una serie de experiencias que en gran parte  son construcciones de lo que ese individuo quiere creer, (queres ser), por ello tendemos a crear un mundo paralelo a las experiencias vividas sumamente complejo, en donde esperamos que las respuestas sean más fáciles, nos vamos construyendo, destruyendo y recomponiendo  como individuos hasta crear dualidades de nosotros mismos, a veces intangibles, desconocidas o inconscientes; es por ello que al decir de Picasso:

“Todo lo que puede ser imaginado es real”

She spread her wings

One last breath

“Nos movemos por la vida intentando embellecerla, exhaltarla, honrarla sin percatarnos que con nuestra sola presencia la engalardonamos  sin problemas, pero nos encanta vivir una vida surreal para sentirnos vivos, nos convertimos en seres bipolares.”

Screaming the inside out

 


“Según el manifiesto del surrealismo, escrito por Bretón en 1924, se trata de “un dictado del pensamiento, sin la intervención reguladora de la razón, ajeno a toda preocupación estética o moral.”, señalando que este “se basa en la creencia de una realidad superior de ciertas formas de asociación desdeñadas hasta la aparición del mismo, y en el libre ejercicio del pensamiento que tiende a destruir definitivamente todos los restantes mecanismos psíquicos, y a sustituirlos por la resolución de los principales problemas de la vida.”

Todo lo imaginado puede ser real

En otras palabras estiramos y aflojamos el pensamiento hasta llevarlo al límite, intentamos cambiar las percepciones para redescubrir el hilo negro, sin más, somos simples observadores donde nuestro imaginario pesa más que cualquier gramo de nuestro cuerpo. A través de la convivencia diaria entre individuos vamos conociendo las historias, conflictos personales, emociones y experiencias, de cada uno de ellos nos creamos una imagen  y a la par construimos la propia con base a muchas experiencias  que llevan a la conclusión de que somos individuos sencillos, que no concebimos la idea de  serlo y nos complicamos la vida a través de las experiencias vividas, nos partimos en mil pedazos y nos volvemos seres completamente diferentes a como creemos que nos vemos realmente.

Como yo te veo…

 

A partir de esta premisa he decidido trabajar con una propuesta en fotografía que me permitiera mostrarle al mundo cómo yo lo veo con los ojos de la mente y fue cuando recurrí, inspirada en el surrealismo a crear “distensión imaginaria” , una propuesta  basada en la percepción y apreciación cognitiva propia hacia los modelos y sus situaciones de vida presentes, el discurso de la obra viaja  a través de la complejidad en la que se va envolviendo el ser humano con el paso del tiempo, construyendo al yo y en esa lucha por determinarse como individuo pasando por una serie de emociones desfragmentadas a veces opuestas y otras veces más empáticas, creando seres aparentemente irreales o extraños sin embargo, completamente presentes de los cuales sólo vemos una faceta por momentos.”

Reflection

 

Breaking the subject

Al final parece que no somos tan sencillos ¿no te parece Claudia?

Claudia Del Rivero, (1983, Villahermosa, Tabasco)

es egresada de la escuela de Ciencias de la Comunicación de la Universidad La Salle Cancún