Evolución 0 – 1 Programación

celular

Por: Rodrigo Ortiz*

El siguiente escrito no tiene la intención de ofender a alguien o minimizar sus distintas creencias e ideologías científicas o religiosas.

El darwinismo es una teoría que explica el origen biológico de todas las especies naturales mediante la evolución o transformación de las mismas.
Hace unos años la teoría de la evolución era la más usada para contradecir las creencias religiosas de que hay un ente omnipresente responsable de la creación del cielo y las estrellas, planetas y cromosomas. El ser humano se ha basado en dos teorías globales para justificar su razón de ser en la vida.Por un lado tenemos a quienes creen que estamos constantemente evolucionando para mejorar como raza habitante del planeta Tierra, por otro lado tenemos a los que justifican acontecimientos y crecimiento por la voluntad de algún Dios.

La evolución biológica refiere al proceso del cual las especies van modificándose para adaptarse a un nuevo hábitat. Hoy en día la globalización tecnológica ha cambiado el juego; desde inicios del siglo XXI, el ser humano en vez de irse adaptando al hábitat tecnológico, se ha ido reprogramando con las facilidades que éste le ofrece.

Son las tecnologías las que ahora cumplen con el deber de evolucionar para adaptarse ante las necesidades del hombre, haciendo que se olvide con el tiempo cómo era realizar una tarea de forma manual.

Fuente: noraprogramadora.com
Fuente: noraprogramadora.com

Un ejemplo de esto es el celular. Anteriormente una persona tenía que aprenderse de memoria los números telefónicos de sus familiares o amigos, hoy en día es raro que una persona sepa de memoria más de tres números telefónicos e incluso hay quienes no conocen el propio y tienen que consultarlo en su teléfono para saberlo.

Otro ejemplo viene de las computadoras, que al implementar la autocorrección, pudieran promover la falta de atención en las reglas gramaticales, acentuación o puntuación.

Fuente: diarioveloz.com
Fuente: diarioveloz.com

Además, la generación X y la Y tuvieron que adaptarse a la evolución y crecimiento tecnológico que recibieron para la generación Z. El problema es que ahora sólo la Z (y con esfuerzo) intenta adaptarse o “reprogramarse” ante la generación T (táctil) que presenta uno de los mayores desafíos educativos de la historia.


*Alumno de octavo semestre de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación