HONG KONG: Tradición e innovación conviviendo en armonía

IMG_1006

 

Hong Kong es junto con Macao una de las dos regiones administrativas especiales de la República Popular China, actualmente considerado uno de los lugares con mayor libertad económica a nivel mundial y uno de los más grandes centros financieros de Asia.

En Hong Kong se aplica el modelo administrativo conocido como un país, dos sistemas. Éste consiste en el mantenimiento de un sistema económico capitalista bajo la soberanía de un país de ideología oficial comunista.

La presencia británica en Hong Kong ha marcado la cultura local, que aunque fundamentalmente china, ha estado sometida a una influencia occidental mucho mayor que el resto del país. Paradójicamente, se han mantenido muchas costumbres y tradiciones culturales chinas que resultan en la mezcla prefecta entre tradición e innovación. No es necesario adentrarse en cuestiones socio-políticas para percibir la buena organización de la isla, la funcionalidad, la limpieza, la cooperación de los ciudadanos. Se respira orden en cada esquina, desarrollo y pulcritud, tanto en las avenidas principales como en el metro y las zonas industriales, allí los contenedores parecen decorar el área fungiendo cómo un cuadro cubista conformado por prismas colocados estratégicamente.

El territorio cuenta con una extensión de 1102 km², repartidos en más de doscientas islas, sin embargo existe una división estipulada compuesta de tres áreas principales; la isla de Hong Kong, la parte continental de Kowloon al sur de Boundary Street y los nuevos territorios entre los que se encuentra Lantau. Lantau es la isla de mayor tamaño, misma que alberga en la cima de la montañana Muyu al Buda Gigante Tian Tan. Esta impresionante escultura de bronce mide 34 metros de alto y pesa aproximadamente 250 toneladas. Para acceder al gran Buda, la forma más atractiva es por medio de un teleférico cuya última tecnología otorga al pasajero no sólo seguridad sino confort aunados a una vista inigualable. El recorrido dura alrededor de veinte minutos y brinda un trayecto ameno acompañado de imponentes paisajes.

La belleza y paz que este sitio transmite, son difícilmente comparables.


Kowloon por su parte, es una península que ha dejado atrás su pasado industrial para convertirse en una zona residencial y pintoresca, erigiendo como el paraíso de las compras gracias a los múltiples mercados ubicados en callejones, mismos que reflejan el alma y vitalidad de sus dedicados vendedores, quiénes en su afán por vender son capaces de hacer rebajas de hasta el 80% a los turistas. Por si fuera poco, Kowloon alberga un tesoro culinario, sus múltiples y variados restaurantes ofrecen gran cantidad de platillos internacionales y asiáticos, imposibles de resistir.

Otro de los atractivos de Kong Kong es el Victoria Peak, un popular mirador ideal para contemplar el paisaje urbano, la línea del horizonte de la ciudad, los impresionantes rascacielos y las tranquilas colinas verdes. The Peak provee a los visitantes de una experiencia inigualable sin importar si es de día o de noche.

Hong Kong, con sus múltiples puntos de interés se ha consolidado como un destino turístico importante contribuyendo incluso a la recuperación económica, cualquiera que sea el itinerario, y sin importar si se trata de un viajero de negocios, un amante de la naturaleza o un aficionado del arte, en Hong Kong podrá vivir experiencias inolvidables debido a que Oriente y Occidente se funden en una ciudad donde las costumbres y un desarrollo admirable conviven en perfecta armonía.