Jaime Villegas y el grafito jazzero

Cronica dispersa. Jaime Villegas (1)

El trazo libre, la velocidad y la claridad en los gestos de los artistas son algunas de las características de la obra de Jaime Villegas, buen amigo que tiene obra expuesta en el Centro de las Artes hasta el 26 de septiembre.

 

Cronica dispersa. Jaime Villegas (3)En esta ocasión muy centrado el en Jazz, su género favorito, su pasión y su musa desde hace varios años, la Crónica Dispersa, como se llama esta exhibición visual, nos permite ver su estilo y disfrutar los momentos del buen sabor de música, impro y salud bohemia.

 

Jaime tiene un libro que recupera el Jazz de la escena cancunense, que ha tenido muchas visitas internacionales y otras más locales y cercanas. Lo que fue un deleite en esta nueva versión de la crónica, fue ver espacios conocidos, algunos músicos que hemos visto en Roots o en Muleiros y que ahora son el motivo de celebración del amigo visual que siempre nos acompañaba a las diferentes manifestaciones que se daban en los escenarios de nuestra ciudad. Uno de los visitantes de la galería me decía: “mira, ese es el lobby del hotel ” –“, lo se porque ahí está un cuadro de León Alva, el pintor”, y es que hasta el detalle del cuadro, estaba en la abstracción del trazo que Jaime había recuperado; eran prácticamente los ojos grandes que caracterizan el trabajo de Alva y que formaban parte de la atmósfera jazz era del cuadro.

 

Cronica dispersa. Jaime Villegas (2)Los cuadros del jazz siempre tienen mucho movimiento y color. Jaime usa pasteles o grafito para hacer sus trazos y la música es parte esencial dentro de la idea que nos presenta. Yo siempre me he preguntado si la combinación del cuadro se da en el mismo momento en que lo hace o si después de captar la escena le da una segunda revisada y pone tonalidades.

 

Siempre un gusto además platicar con él, por su sencillez y lo agradable que es en su expresar.