La casa de Bernarda Alba en Teatro Xbalamqué

La casa de Bernarda Alba La casa de Bernarda Alba

Por: Paulina Lara

ba2

Hace algunas semanas fui al Teatro Xbalamqué a ver la adaptación de Marc Egea, dirigida por Gina Saldaña. Te hablo de “La casa de Bernarda Alba”, obra de Federico García Lorca, que va a estar algunos días más en cartelera, un clásico que debes ir a ver para recordar un poco la letras universales del siglo XX y que aun hoy te hace reflexionar sobre algunos temas importantes que vivimos en la sociedad, como el pretender guardar las apariencias, por nombrar un ejemplo.

 

Siendo un texto que se va ágil por la adaptación y también con tan solo cuatro actrices que hilan toda la historia, disfruté de la comicidad y presencia de Gina en el papel de Poncia, las pausas y excelente dicción que hacía Dulce como Bernarda Alba y la relación entre ambas mujeres, siendo Poncia una mujer de la servidumbre y Bernarda la dueña de la casa, esa madre autoritaria muy preocupada de mantener a sus hijas intactas, sin hombres a su lado, rezando, tejiendo y sin llorar la muerte del padre recién muerto. El trabajo que hacen ambas actrices es interesante y logran crear momentos especiales que se ven muy bien trabajados. Tenemos también a las dos hijas, Adela, interpretada por Melissa y a Martirio, por Tania Serrano, que igualmente llevan una relación muy tensa debido al carácter que cada una tiene. Martirio, que sufre la vida, que está resentida con todo y Adela que es la más joven, aun dispuesta a enamorarse y que no tiene problema con ser amante de Pepe el Romano, el hombre catalizador de toda la obra. Este personaje jamás aparece físicamente, pero sabemos que está por casarse con Angustias, la hermana mayor, mujer que casi llega a los 40 años. La obra deja ver que el hombre decide casarse con ella porque es quien recibirá la herencia y tiene por amante a Adela, que es joven y bella.

 

Hay algunas cosas que pasan muy rápido en esta adaptación, pero dan a entender la situación de la sociedad y cómo las mujeres que eran amantes de otros, eran vestidas con coronas de flores, repudiadas por todos en el pueblo y apedradas; igualmente que Poncia venía de una cuna de prostitutas, pero Bernarda es quien la ayuda a tener otro tipo de vida. La adaptación ayuda a que sea muy accesible para todos hoy en día. Aun siendo una obra que es larga y con varios personajes, cuatro mujeres nos cuentan qué pasa en la casa y cómo todo termina en tragedia debido a la represión, la pasión descontrolada y los diferentes pensamientos que cada mujer muestra.

La casa de Bernarda Alba
La casa de Bernarda Alba

 

Una obra que no pretende ser cómica, como otras propuestas que tiene este espacio. Me reí en pocos momentos, me mantuvieron atenta durante toda la obra y la selección de los elementos de apoyo, como el audio y la escenografía, tienen sentido y dan relevancia al trabajo.

 

Acércate a ver este clásico que nos permite recordar el intenso trabajo de García Lorca, de un grupo teatral que requiere de tu apoyo para seguir dando lugar a más representaciones de los grandes de la literatura y que ahora con dos elencos te propone vayas a conocerlos para poder opinar sobre el acontecer teatral en este Cancún.