La parte fundamental de una melodía

Por: Christian Rivas*

La música es algo fundamental en el ser humano, es esa pieza llena de emociones que pueden cambiar diferentes situaciones de la vida cotidiana, por ejemplo; cuando vas en el transporte público, lleno de gente a más no poder, en el momento que pones tu música favorita, el viaje se convierte en una experiencia diferente, porque la música te termina dominando, y hace te olvides del contexto de la espera hasta llegar a tu destino.
Eso es mágico, pero entre tantos ritmos y sonidos de instrumentos, hay una parte que es fundamental en una gran canción; la letra, y sólo aquellas que con sus versos, rimas y estribillos hacen que te mantengas lleno de vida y quieras cantarlas a pulso, vuelven perfecta a una canción. Si a eso agregamos que pueda ser una que te identifique, ya sea por alguna etapa de tu vida que coincide con la letra o quizá porque en esos momentos los sentimientos que proyectan son los que sientes ahora, eso amigos míos, es arte, en su forma más pura y bella.

Portada del álbum "The Doors", 1967
Portada del álbum “The Doors”, 1967

Continuando con otro ejemplo, podemos hablar de uno de los mejores discos homónimos que se han grabado en toda la historia de la música; “The Doors”, un álbum de 1967 que se considera uno de los mejores discos debut que se hayan hecho. Su contenido incluye “Break on Through (To the Other Side)”, “Light My Fire” y “The End”, piezas musicales que destacan y amas gracias a la combinación de la armonía, junto con las letras interpretadas por Jim Morrison, haciendo que disfrutes lo que buscan narrarte.
Finalizando mi idea, no busco teorizar o dar a entender que para que una canción sea perfecta, ésta debe tener letra que combine con toda la pista, no, existen grandes piezas musicales instrumentales, como “Atom Heart Mother” de “Pink Floyd”, que cuenta con más de veinte minutos de sonido instrumental puro.
El énfasis de este texto es que las piezas musicales se deben apreciar en todos sus ámbitos, y no se debe dejar pasar la oportunidad de conocer el trasfondo de su letra, porque muchas de las mismas tienen sentimientos y grandes palabras que hasta se consideran poesía pura. Por ello, no deberíamos mantenernos enfocados solamente en el ritmo de los instrumentos, sino también prestar atención a las letras; puede ser que una frase de una canción te acompañe toda la vida.


*Alumno de primer semestre de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación