Las criaturas del estado mexicano

Bandera_Mexico

Por Myriam Iglesias

¿Por qué es tan difícil modernizar México? es la pregunta que muchos nos hemos hecho y que la politóloga Denisse Dresser se ha propuesto responder ante varios foros de nuestro país. Con un discurso claro, enfocado, y contundente, avalado por su gran experiencia y trayectoria académica, se presentó ante un auditorio lleno en un hotel de Playa del Carmen, y, como es costumbre, con un tono cotidiano pero serio y profundo  hace que muchos nos sintamos identificados como ciudadanos de este país, al hacer ese repaso puntual del nefasto papel que han jugado los diversos actores sociales, empresariales y políticos, que han detentado el poder por décadas y  sumido a muchos mexicanos en una crisis crónica y en profundo desencanto. Lo que planteó en esa ocasión sigue siendo válido, o aún  más, en el grave deterioro que ha vivido el país en los últimos años, a consecuencia del clima de brutal violencia e inseguridad que vivimos. Este es el panorama de camino al 2012.

Calladita ¿te ves más bonita?

Con un estilo suave, casi delicado, Denisse sube al estrado y despliega su aguda capacidad de síntesis a partir de un detallado análisis que lleva años elaborando acerca de los asuntos medulares que, a su buen juicio, tienen sumido al país en una crisis de la que no salimos por 3 décadas: la dependencia del petróleo (“excremento del diablo”), la crisis educativa; sector maniatado por la infame relación del gobierno con la jefa del sindicato; los empresarios monopolistas y cuates del poder, la política plagada de amiguismos y clientelas, todos ellos, según su expresión “criaturas del estado”, el duopolio  de la televisión en México; ¡dos cadenas de televisión abierta, para más de 100 millones de mexicanos!, pero sobre todo que no representan gran diferencia en su “concepto”, ambas igual de chabacanas y “baratas”, (¿dónde está la diversidad?) por su puesto quedan fuera de esta acusación las honrosísimas excepciones del Canal 11, Canal 22 y otros esfuerzos de programas y medios (Canal 40). Puestas así las cosas, como que no queda mucho por rescatar, el examen de Denisse es completo: política, educación, economía y cultura…todo está permeado por una anticultura de la simulación, el engaño, de componendas en lo oscurito y… atole con el dedo, pues. ¿Y los ciudadanos mexicanos? Aunque somos quienes padecemos directamente todo este asunto pagando un altísimo costo económico y político, estamos desarmados, esperando a ver cuál será la próxima “novedad”,  con pocos espacios REALES para actuar y profundamente desencantados de la acción política partidista. Con frecuencia uno se pregunta ¿qué hacemos? ¿hasta dónde podemos llegar?¿será que sirva sólo actuar en un nivel individual y próximo? (el trabajo, la colonia, etc.) o ¿será que la amplia y variopinta clase media podría alcanzar formas más eficaces de organización para ejercer una fuerza mayor? y ¿los sectores de extrema pobreza? ¿Y los jóvenes? No parece haber soluciones mágicas ni “de una vez y para siempre” la visión de Denisse es muy clara: hay que actuar desde el nivel más próximo (la acera de tu casa, en donde empieza el espacio público y nos preocupamos por la basura, las calles, la vigilancia, etc.) y ser responsables, pero exigentes con las autoridades…al final de la conferencia, uno se queda con ganas de preguntar muchas cosas, pero el tiempo, la cantidad de gente, la timidez, hacen que uno se quede con sus preguntas o comentarios…por fortuna hay medios como este para esbozar algunas ideas y compartirlas…