Los Premios de la Academia

Premios+Oscar

 Por: Deltha Mayorga

Como cada año, a lo largo y ancho del mundo, millones de televidentes y cinéfilos, esperan la entrega de los Premios de la Academia o mejor conocidos como los Premios Oscar, galardonando a los mejores filmes del año; contando con diferentes categorías. Este magno acontecimiento es realizado con mucha anticipación; se debe de cubrir hasta el mínimo detalle.

Semanas antes de la premiación se dan a conocer a los “suertudos” nominados, que después de un arduo trabajo, “La Academia de las Artes y de la Ciencia Cinematográfica” ha valorado su labor y los hacen candidatos a tremendo reconocimiento. Pero aquí es donde surge la interrogante que algunos espectadores y muchos críticos se hacen, ¿serán los Oscar la premiación a las mejores proyecciones cinematográficas o simplemente un medio más para crear estereotipos, fomentar el nacionalismo americano y sobre todo el consumismo?

Pegados al televisor no nos perdemos la tan mencionada “Alfombra Roja” para revisar minuciosamente de pies a cabeza que diseñador visten los actores, quién es el mejor y peor vestido, la joyería más elegante, los nuevos “looks” que portan las estrellas; todo esto sin importar su trayectoria fílmica o talento. Influyendo así en nosotros los espectadores, haciendo una réplica del status social que ellos proyectan.

El cine de Hollywood es sinónimo de superficialidad, de grandes presupuestos, con el propósito llegar a tener una producción taquillera que enganche a las masas;  perdiendo de vista la estabilidad del discurso intelectual y sobretodo artístico del séptimo arte.

Esto me lleva a recordar al director de renombre Oliver Stone, quién en el festival de cine de Shanghai declaró:

Debido a su carga ideológica más o menos explícita, algunas películas contribuyen a la situación desastrosa del mundo, sobre todo las estadounidenses ”

Muchas de las películas nominadas y sobre todo las ganadoras, no hacen otra cosa mas que enaltecer el  “credo americano”.

Otra característica de los trabajos cinematográficos nominados al galardón de oro, es que las películas se deben hacer con cierta homogeneidad, para que la trama tenga una audiencia más amplia y haya un flujo de consumo. El punto más importante es que el cine agrade a todos y no difiera con puntos de vista; pues el cine es eso; un medio de entretenimiento.

A pesar de todo lo que gira en torno a los Premios Oscar, han marcado y seguirán marcando la cinematografía y formando parte del imaginario colectivo.

Me gustaría pensar que en un futuro los Premios Oscar reconozcan a ese cine que dice algo más, tomando en cuenta temas controvertidos o dramáticos y aquellas películas que tienen recursos narrativos o cinematográficos poco habituales y con mayor libertad creativa que el cine convencional. Tal vez sea un poco utópico pero… ¿No acaso el cine nos permite ir más allá de la realidad?