Luis Nishizawa

LuisNishizawa-ElNevadoDeTolucaDesdeZacualpan

por: Fernando Pérez

Radicar en el Caribe significa sufrir una especie de injusticia cultural. Por un lado el escenario de la geografía inmejorable, acobija y propicia la fascinación por la naturaleza en sus manifestaciones más dulces: la arena, el mar y las olas. Sin embargo, su debilidad se refleja en la carencia de museos, exposiciones y espacios donde la cultura encuentre su manifestación y diálogo significativo con las mujeres y hombres de éstas geografías.

Luis Nish
Luis Nishizawa

Por lo tanto, recorrer una ciudad que cuente con estos espacios es una oportunidad trascendente. En mi caso, Toluca y el museo taller de Luis Nishizawa,

 Nishizawa es un pintor mexicano de ascendencia japonesa. Su familia llegó a América por la ilusión de la fiebre de oro. Nació en Cuautlán, Estado de México en 1918. Y

Las vacas flacas y los sueños rotos.
Las vacas flacas y los sueños rotos.

con cierta belleza cuenta que su recuerdo más lejano era el amarillo brillante de unas flores, las cuales años más tarde descubrió, significaban el homenaje a su hermano muerto. Desde ahí, el color ya era fundamental. 

Según lo que me contó un hombre en el mercado, el museo era el del “arte japonés”. Sin embargo, en su interior la obra que encontré distaba mucho de esa descripción. Los trabajos del pintor son variados en temáticas y técnicas. En sus óleos, cerámicas, murales, acuarelas y aún piñatas de diferentes diablos, lo que se representa es México con todo su esplendor e iconografía, con todos sus miedos y glorias.

El Nevado de Toluca desde Zacualpan. Luis Nishizawa.
El Nevado de Toluca desde Zacualpan. Luis Nishizawa.

El paisaje mexicano se representa desde el ideal de reunir la realidad y fantasía. Los colores que produce la tinta Suiboku y el papel, hacen posible alcanzar ciertos ideales como el equilibrio, la suavidad, y el espíritu romántico por la naturaleza.

Luis Nishizawa
Luis Nishizawa

La gente del México profundo halla manifestación en sus lienzos. Se refleja el espíritu indígena y se muestra como lo que es, alma de la nación e historia que nos constituye y dota de significados.

Quizás, para alguien del sureste la obra de Nishizawa resultaba algo novedosa. Sin embargo, su pertenencia a la Escuela Mexicana de Pintura es señal de su ya entrada a los clásicos del quehacer artístico de la nación. Sencillamente su obra refleja la máxima japonesa de: el arte y la belleza hacen un mundo mejor.