Natural Born Killers: una película de Oliver Stone

images

Violencia, caos, desordenes psicológicos, una pareja desenfrenada, medios en busca del tan nombrado “rating” y una sociedad que aplaude y compra todo cuanto éstos últimos presentan sin realmente cuestionar o analizar (en la mayoría de los casos, ya que también existe la selectividad por parte de la audiencia) es lo que la película de Stone ofrece. El filme presenta un derroche de ironía y acidez que junto con el colorido utilizado y los constantes cambios de estilo e imágenes (programas de comedia, caricaturas, escenas en blanco y negro, etc.) nos sitúa fuera de la realidad, llevando la violencia a otro nivel, a uno en el que en vez de un acto atroz y terrorífico parezca un juego, una diversión, algo cotidiano.

Mientras que Mickey y Mallory matan a su antojo, la prensa y cadenas televisivas buscan sacar el mejor provecho de la situación, convirtiendo a la excéntrica pareja en ídolos de la juventud, lo que demuestra la seducción existente por parte de la fama, la obsesión por el crimen y la influencia de los medios en el mundo actual. Sin duda una película fuerte y controversial que da mucho de que hablar.