Palabras que dominan

200222049-001

Por: Sofía Priscila Pérez Valle

Palabras ahogadas, palabras borradas, palabras aniquiladas en la última estación. Frases truncadas, oraciones martajadas. Silencio.

Palabras detenidas por fuerza de la conciencia mayor y la racionalidad suprema. Letras estranguladas a lo largo del camino, palabras desfallecientes dentro de una mente sin memoria. Miedo.

Culpa de doble filo, arrepentimiento atroz. Palabras perdidas en la inmensidad de un pensamiento sincero. Pronunciación inexistente de estructuras linguísticas vencidas por temor al rechazo, sensaciones múltiples al son del menor contacto, palpitaciones veloces a la par de miradas fugaces arrebatadas por escrúpulos sin fundamentos. Silencio.

Palabras volátiles explotando sobre el mar del presente solitario, notas de honestidad tocadas sin sonido, sentimientos escondidos bajo sonrisas efímeras. Palabras líquidas escurriendo sobre lágrimas de arrepentimiento. Miedo

Frases encarceladas vigiladas por la compostura. Letras mudas, corazones sordos, palabras que naufragan sobre ríos de tiempo perdido. Silencio. Miedo.

Palabras imposibles, palabras que torturan, palabras jamás dichas. Excusas ilógicas, silencio impuesto, miedo compuesto.

Oraciones congeladas, reprimidas por la supuesta conveniencia, frases vendidas ante la banalidad creciente. Impulsos rebeldes contenidos a la fuerza. Miedo.

Letras no conocidas, palabras desechas con el paso de los años, relatos conservados en la sinceridad de almas adiestradas. Silencio. Palabras desterradas. Palabras deseosas de ser pronunciadas y escuchadas, mismas palabras hasta ahora débiles y temerosas. 1/5

Luego palabras renacidas, minimizan a otras, éstas son intimidantes y poderosas, palabras convincentes y coherentes que diluyen el miedo con gruesas capas de seguridad y confianza. Estructuras concordantes que convencen, palabras dominantes que triunfan sobre el oponente. Palabras justificadas. Victoria.

Miedo olvidado. Facultad de conocer lo que persuade. Razón y pasión articuladas. Discurso estructurado, palabras imponentes, palabras que conmueven. Rigor aplicado, piedad elegida.

Razonamiento lógico basado en premisas, evidencias válidas, cierre contundente. Palabras libres, palabras que dominan y triunfan, palabras que vuelan seguras y reposan en el nido de la aceptación y la influencia. Dominio

Palabras que continúan su ameno viaje impregnadas de la tradición grecolatina. Argumento, estructura, expresión y dimensión práctica contenidos dentro de la preparación discursiva. Palabras que proponen, palabras que solucionan, palabras breves y claras que se graban en el inconsciente. Palabras que sobreviven a toda réplica, palabras dominantes que obtienen vencer a su oponente. Palabras que dominan y se enorgullecen de ello, palabras que afirman, argumentan, persuaden conmueven, convencen y logran el cambio. Palabras que dominan, palabras dominantes. Dominio. Victoria.