Periodismo Digital vs Periodismo Tradicional

Guantes de box por: Necronocimon desde el sitio web deviantART Guantes de box por: Necronocimon desde el sitio web deviantART

 Por: Deltha Mayorga

La gran interrogante en el mundo de la información es hasta cuándo los medios tradicionales impresos seguirán existiendo; ¿no acaso ya han sido superados por las nuevas y eficientes redes sociales? ¿La efectividad del mensaje se logra mejor usando las nuevas tecnologías?

Si algo es cierto es que las redes sociales llegaron para revolucionar la forma en la que nos comunicamos y que la inmediatez en el intercambio de información que ofrecen, desempeña un papel muy importante en la comunicacional digital.

Las redes sociales ya son parte del modus vivendi del hombre contemporáneo y marcaron una diferencia entre el periodismo tradicional y el digital. Si bien con el surgimiento del Internet los medios tradicionales de comunicación perdieron fuerza, la demanda de información se hizo mayor: cerca del 88% de los internautas en México visitan sitios de información.

Se pasa de un mundo donde la prensa lanza su oferta a uno donde la gente hace su pedido, y el periodista tradicional se ha tenido que adaptar a este gran cambio; mientras que los otros, aquellos que son parte de la era digital tienen un fácil movimiento en la red.

Si bien cualquier periodista debe aprender a hacerse un espacio en ese mundo digital, donde el contenido fluye y donde las redes sociales no son más que una herramienta para descubrir los intereses de la audiencia, resulta pertinente preguntarnos qué pasa con ellos, de qué hablan y cómo la cultura de su gremio ha evolucionado o no con la tecnología actual.

Se debe de recordar que siempre debe de existir una comunicación horizontal, pues el público es más receptivo y con más filtros para procesar la información que reciben diariamente. Hay que aceptar la dinámica de la audiencia. Si algo impulsó e incrementó el uso de la red para informarse fue que este medio estaba rompiendo con la barrera de comunicación vertical y unidireccional.

periodico-onlinePor otra parte, hay  que tomar en cuenta que la inmediatez es lo más importante, lo que la gente busca constantemente y que el periodismo digital se lo ha ofrecido; a una persona le interesa más saber “lo del momento”, que lo que paso ayer, pues ahora la información es efímera y nace y desaparece con celeridad.

No debe olvidarse que dentro de este mundo digital también existen asuntos que a muchos preocupan: como se mencionó anteriormente, una de las grandes comodidades que ofrecen las nuevas herramientas es hacer sencillo el proceso de creación y sobre todo de difusión de contenidos. Por lo tanto, cualquiera puede convertirse en un “informador”, lo que convierte el espacio digital en un juego de producción excesiva de información y sobre todo de informantes. Así que discernir entre lo que es verdadero y falso de este alud de datos es uno de los retos que la comunicación digital impone al receptor de un mensaje.

A diferencia de esto, el periodismo tradicional resulta estar mejor y más sustentado pues históricamente se ha basado en procesos de investigación más rigurosos y en el conocimiento en ciertas disciplinas, lo que le confiere precisamente la credibilidad que busca el receptor.

Aunque claro, no se afirma que el periodismo digital no pueda ser así, o que no existan ejemplos de intachable labor periodística en espacios de información en la red,  sino que se resalta el hecho de que es más difícil encontrar algo bien sustentado en ese medio donde existen muchos canales y creadores de información.

El mundo digital le ha permitido al periodismo crear una nueva ventana de comunicación, rompiendo las barreras comunicacionales. Incorpora las características importantes de los medios tradicionales para dar un impulso nuevo a su labor.

Ramón Salaverría, del Laboratorio de Comunicación Multimedia de la Universidad de Navarra menciona: “Internet es un metamedio que aglutina el audio, el texto y las imágenes. Internet tiene la inmediatez de la radio, la profundidad de contenidos del periódico y el impacto de la imagen televisiva”.

Pensemos en el periodismo digital como una nueva oportunidad para optimizar el flujo de información que demandamos; es cierto que no se le puede considerar “periodista” a cualquier persona que lance algún tipo de contenido dentro de la red, pues ser periodista requiere disciplina y sobre todo, sustento teórico y oficio.

Podríamos pensar en el periodismo digital como una “profesión” del futuro, que en comparación al periodismo tradicional otorgará mayores libertades a quienes la ejerzan; una profesión que dé buen uso a las nuevas tecnologías para favorecer el ejercicio comunicacional y cumplir la labor de informar, comunicar con responsabilidad y sustento, en pleno compromiso con lo que ello implica.