Pollosaurios, ¿la posible respuesta para crear un Jurassic World del siglo XXI?

Jurassic Park, The Ride/Universal Studios Hollywood Jurassic Park, The Ride/Universal Studios Hollywood

Emilio Fragoso*

Bienvenidos al Parque Jurásico. En estos momentos están entrando en el mundo perdido del pasado prehistórico, en un mundo de poderosos seres desaparecidos hace mucho de la faz de la Tierra, mundo que ustedes tienen el privilegio de ver por vez primera

Pasaron más de 65 millones de años desde que los dinosaurios se extinguieron, estos seres majestuosos y fascinantes que nunca tuvimos la oportunidad de ver uno vivo, tan sólo imaginarnos o darnos una idea de cómo eran a través de los registros fósiles; este sueño de querer ver un dinosaurio respirando y caminando sobre la tierra parecía muy lejano hasta qué en 1990, Michael Crichton escribió su novela “Jurassic Park”, en la que nos muestra cómo un grupo de científicos y especialistas en ingeniería genética, lograron traer a la vida a estos gigantes que pisaron la tierra antes que los seres humanos, la cosmovisión de Crichton aportó cuestionamientos muy importantes para la ciencia ¿Se puede traer a la vida a estos seres majestuosos por medio de la manipulación genética? ¿Qué tan posible sería tener un Jurassic Park en la vida real?

Jurassic Park, Michael Crichton (1995)
Jurassic Park, Michael Crichton (1990)

Estas preguntas se volvieron más populares cuando Steven Spielberg realizó la adaptación cinematográfica de la novela de Crichton; a través de la tecnología CGI (Imagen Generada por Computadora), Spielberg logró darnos una perspectiva muy realista de como se verían los dinosaurios en la actualidad, de la posibilidad que un ser humano interactúe con uno de estos seres prehistóricos en un parque temático que estaba planeado competir con los mejores parques de diversiones del mundo.

25 años después del primer film, la cuarta entrega de Jurassic Park regresó a la pantalla grande con el título “Jurassic World” que recaudó casi 1.522 millones de dólares en todo el mundo, convirtiéndose en una de las películas más taquilleras de todos los tiempos; una vez más, los dinosaurios habían dominado la tierra aunque fuese en el mundo de la ciencia ficción, llevando más allá de la imaginación a millones de espectadores en todo el planeta, una simulación asombrosa que muchos fanáticos de estos seres prehistóricos estarían encantados de ver y palpar, la simulación de un mundo que nos ofrece Michael Crichton, pero ¿Qué tan posible sería ver un mundo Jurásico de verdad? ¿Qué tanto la ciencia y la genética puede sobrepasar a la ciencia ficción?

Jurassic World, dirigida por Colin Trevorrow (2015)
Jurassic World, dirigida por Colin Trevorrow (2015)

Creación de los Pollosaurios

El material genético simplemente no dura lo suficiente. El ADN comienza a decaer al momento de la muerte, y, dada su velocidad de desintegración, aun bajo condiciones ideales, hay pocas esperanzas de obtener siquiera una pizca de ADN de fósiles de antigüedad mayor a 6.8 millones de años. (Switek Brian, 2015)

El paleontólogo Jack Horner, presentó junto con otros científicos el proyecto pollosaurio. En el cual, mediante el ajuste de genes y el desarrollo de pollos que científicos han propuesto, pueden crear un pájaro que se asimile a un Velociraptor, este proyecto ha llevado a desarrollar pollos experimentales sin picos y con mandíbulas con dientes muy parecidos al famoso y ágil Raptor.

Anatomía de un Pollosaurio planteado por Jack Horner. Fuente: Conozca Más
Anatomía de un Pollosaurio planteado por Jack Horner. Fuente: Conozca Más

Estos pollosaurios, se han creado para comprender la relación genética, y anatómica del proceso evolutivo de estas aves que en algún tiempo llegaron a formar parte de los dinosaurios que dominaron la tierra hace más de 65 millones de años y no con un fin de crear un zoológico y de entretenimiento que se presenta en la novela de Michael Crichton.

El paleontólogo José Luis Sainz (1998) afirmó que “las aves, son simplemente dinosaurios con alas capaces de volar; dentro de la genética de las aves, se ha encontrado que tienen muchas similitudes óseas y de comportamiento como los antiguos gigantes”, Esto ha permitido observar el comportamiento de estos animales plumíferos para comprender un poco mejor el mundo extinto de los dinosaurios.

Lo que en un principio era ficción y dinosaurios generados por computadora, ahora, con este avance genético, esto podría quedar en el pasado, no se puede saber a ciencia cierta lo que pasara en 5 o 10 años, ni que tanto los pollosaurios puedan llegar a parecerse a un Velociraptor o a un Tiranosaurio Rex, lo cierto es que la ciencia esta alcanzando a la ficción, esta ambición del ser humano y su constante lucha de creer ser dios para dominar la naturaleza y todo lo que nos rodea en el mundo, ha permitido que este proyecto cada vez vaya a un paso más rápido.

Personalmente amaría ver un dinosaurio vivo, especialmente un Tiranosaurio Rex, pero a la vez hay que tener en cuenta los riesgos de traer a la vida a estos gigantes en plenos siglo XXI, por ello, es mejor seguir apreciando a los dinosaurios desde el contexto de la ciencia ficción, de los registros fósiles, libros y del maravilloso trabajo realizado por Steven Spielberg y su equipo de producción, para darles vida una vez más a estas criaturas prehistóricas y disfrutar en la pantalla grande aquella época prehistórica “cuando los dinosaurios dominaron la Tierra”

"When Dinosaurs Ruled the Earth" Jurassic Park, dirigida por Steven Spielberg (1993)
“When Dinosaurs Ruled the Earth” Jurassic Park, dirigida por Steven Spielberg (1993)

*Emilio Fragoso, alumno de octavo semestre de la licenciatura en ciencias de la comunicación, amante de la música, la comida, los dinosaurios y videojuegos.