Se va otro ícono del periodismo mexicano: Miguel Ángel Granados Chapa

granados chapa5

 

por Carlos González Alonso

 

 

Lo conocí joven y enérgico, como maestro en la Licenciatura de Periodismo y Comunicación Colectiva, con la materia de Régimen Legal de los Medios de Comunicación en México y ya era un profesor de todos nuestros respetos, por su compromiso con la enseñanza y con la verdad.
Él decía: “Al lector hay que hablarle con la verdad llana y simple y que nuestros juicios sean siempre respaldados por ella y por la razón ética y legal”. Era apenas diez años más viejo que nosotros, pero le envidiábamos su experiencia y siempre llegaba con un enorme portafolio negro, del que aparecían documentos sin límite, parecía un mago de la información. Con el pasar de los años, siendo ambos padres de familia, nos volvíamos a encontrar en el colegio de nuestros hijos y yo  le manifestaba mi respeto y la importancia del lazo de haber sido alumno suyo, a lo que el me respondía de manera amable y afectuosa. Luego ambos éramos maestros en la UNAM, aunque claro, él a un nivel enorme y yo apenas principante, pero siempre cordial.
De nuevo al paso de los años no volvimos a vernos y yo siempre presumía de que en mi formación profesional Miguel Ángel había sido determinante y un ejemplo de vida y congruencia profesional, pero hoy me enteré de su fallecimiento y de la indudable pérdida, no sólo del periodismo, sino también de la vida universitaria académica.
¡Descanse en paz, Miguel Ángel Granados Chapa, quienes fuimos sus alumnos, compañeros y lectores, lo extrañaremos!