VIII Travesía Sagrada Maya: una herencia que trasciende

2014-06-01 01.05.24

2014-05-25_12.01.41-1[1]

La Travesía Sagrada Maya, evento organizado desde hace 8 años por la empresa Xcaret, busca rescatar una antigua tradición Maya, a través de la recreación artística y ceremonial del trayecto marítimo que se realiza para llevar ofrendas al templo de Ixchel, desde Polé hasta Cuzamil (Cozumel). Esta ceremonia se lleva a cabo en la tercera semana de mayo, ligada al ciclo agrícola y al inicio de la temporada de lluvias y en la que participan más de 300 canoeros y una gran cantidad de personas que forman parte de los elencos de danzantes, músicos. Mujeres de todas las edades, niños y niñas y canoeros se dan cita año con año para participar en alguna de las actividades que este evento reúne como una sola ceremonia. Aunque el cruce en canoas a Cozumel es lo que se lleva a cabo como actividad principal, pues es lo que convoca a los participantes, no se trata de un evento deportivo o recreativo; lo que lo hace único es que se trata de un suceso simbólico, ceremonial y ritual. No es teatro, sin embargo se escenifica un relato, hay danzas, aunque no tradicionales, no es cine, pero la escenografía, vestuario y escenarios naturales parecen propios de una producción cinematográfica; pero sobre todo es un evento comunitario, tanto porque suma a muchísimos voluntarios, que forman parte a su vez de comunidades locales, quienes participan en varios de los momentos que se desarrollan/escenifican durante 3 días, además de involucrar afectivamente a los espectadores.

Todo inicia con el mercado maya, el Kíi’wik,  en el que la moneda de cambio es el cacao.

1779137_10202431388480551_1433058211_n

Después el relato ceremonial nos lleva por tres  grandes  momentos:

1. El ritual de la despedida de los canoeros, la noche anterior desde Polé (Xcaret)

2014-05-31 04.55.58

2. La ceremonia de ofrendas a Ixchebelyax y el discurso de la madre. Templo en Cuzamil (Cozumel)

2014-06-01 01.05.38

3. El regreso de los canoeros a Polé, cargados de buenas nuevas y con la energía renovada y el compromiso para cumplir  el ciclo que inicia.

2014-06-01 01.07.55

1496401_708517882537886_8591716728411662685_o
La Diosa Ixchebelyax.  Reyna Puc y Armando Osorio

 

 

 

Aunque cada año se realiza la Travesía Sagrada Maya, no se trata, sin embargo, de la repetición mecánica de un ritual, como a veces sucede con algunas tradiciones que simplemente se cumplen. Al ser una recreación artística cada año  se realiza con un eje conceptual e diferente, con una nueva línea argumental, con nuevos relatos, con otros personajes y situaciones. Así a lo largo de estas 8 travesías han figurado los hermanos míticos del Popol Vuh, Hunapú e Ixbalanqué, Gonzalo Guerrero, los Pahuas, Ixchel, joven y anciana, el Dios del Maíz, entre otros.

Para que esto sea posible, hay un ejército  de personas organizadas por la directora del departamento Arte y Cultura del parque Xcaret: Leticia Aguerrebere, el director artístico: Alberto Celarié, coreógrafos:  Martha Guzmán, Armando Osorio, Pepe Franco, Ernesto Ramos, Norberto Valenzuela, voluntarios, personas de producción del parque Xcaret.

Desde mi punto de vista, el  gran  logro de la Travesía es que no se trata de un evento dividido en el que se realiza por un lado, un evento deportivo (la travesía marítima de los canoeros) y, por otro lado, uno cultural (danzas y representaciones escénicas). Eso hace que los espectadores se involucren en una ceremonia que rebasa la idea de “entretenimiento” o de “espectáculo” los voluntarios de la zona que participan en esto me parece que viven una experiencia comunitaria,  incluyente, ceremonial y respetuosa de las tradiciones del gran pueblo Maya. Para los que asistimos como espectadores se nos regala una experiencia única que te llena de energía y entusiasmo, un viaje a otro espacio y tiempo, en un lugar paradisiaco que te reconcilia con el ajetreo de la vida moderna.

 

2014-05-19 13.21.09
Los Pahuas. Representación de los 4 puntos cardinales

  El evento logra ser una experiencia mágica y ritual que esperamos se consolide así como un todo articulado, como una tradición del estado de Quintana Roo para México y el mundo. Me parece que la Travesía Sagrada Maya, dignifica al pueblo maya antiguo y actual, efectivamente es  una herencia que trasciende.

 

 

1688544_10202431390440600_713326005_n
Llegada de los canoeros. Fotografía: Juan Euan